26 julio, 2015

Veinte segundos

We❤It
Ya no me preocupo tanto por el cuándo [pues la memoria es frágil y los recuerdos se pueden ver distorsionados; a veces la misma historia contada mil veces de mil formas distintas termina por convertirse en un cuento con mil caras], como tampoco el porqué. Hace tiempo que dejé de hacerme preguntas, o más bien dejé de buscar respuestas. Las dudas siguen ahí, carcomiéndome por dentro respecto a si el rumbo que he trazado en mi vida es el correcto, es el apropiado, es el que yo realmente quiero. 

[A veces soy capaz de acallar las voces de alarma
y otras veces no puedo evitar ahogarme con ellas.]

Ya he escogido mi camino, sería estúpido volver atrás o iniciar uno nuevo. Dicen que es posible cambiar, pero yo no estoy tan segura. Puedo cambiar el color de mi pelo cuando me place, o de estilo de vestir, o de lengua, o de comportamiento, pero no un camino que ya ha sido trazado. Ya me he cansado de culpar a los demás por no darme un mapa o indicarme la dirección correcta, pues siempre estuvo en mi mano preguntar o cambiar de rumbo.

Llegados a este punto de control es imposible volver atrás [podré repetir la partida tantas veces como quiera, pero estoy segura de que haga lo haga, siempre terminaré en este mismo escenario]. Sea o no lo correcto, es lo único que mis ojos pueden ver [o quieren ver] porque no tengo más opciones. Mi destino está ahí, veo el horizonte y sólo tengo que…

Pero, ¿eres realmente feliz?

Qué pregunta tan estúpida.


[Quiero veinte segundos de coraje irracional.]

5 comentarios:

  1. Sabes de sobra que no es una pregunta estúpida, y que seguramente sea la única y la más importante que responder. Porque cambiar no significa ir a mejor (o a peor), no creo que sea una opción que se pueda permitir uno o no; últimamente creo que cambiar es posible, y que simplemente hay que encontrar la perspectiva de nuevo y avanzar según la misma, y eso solo depende de nosotros. Creo que nos debemos al menos la esperanza, que dicen que es lo último que ha de perderse.

    Besitos.

    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Esa pregunta tan estúpida de la que hablas no paro de repetírmela a mi misma. Muchas veces, por más que trato de buscar caminos distintos, continúo por el mismo, sin aclararme si eso es realmente lo que me hace feliz.
    Me he sentido muy identificada con lo que has escrito, me quedo por aquí para leerte,
    http://letrasdepaloma.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Paloma! Muchas gracias por leer, comentar y quedarte. No sé si en algún momento obtendremos nuestra respuesta, pero desde luego hay que seguir buscándola, y eso sólo se consigue yendo hacia delante.

      ¡Un saludo!

      Eliminar
  3. Que grande encontrar tu blog, te sigo desde ya.
    Seguiré leyéndote :)
    un saludo!

    www.humanfilters.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. Para algunas personas es más fácil cuestionarse todo lo que emprenden (o intentan) antes que dejar de hacerlo y, realmente, llevarlo adelante.

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar