22 enero, 2015

El de los versos libres

Le dije que tenía voz de poeta, así que le pedí que me dijese algo bonito. Y me respondió con ese carraspeo tan característico suyo:
"Me harás pensar en algo absurdo y romántico cuando yo sólo pienso en quitarte las bragas primero y luego tomarnos una cerveza mientras vemos amanecer. No voy a escribir sonetos sobre el color de tus ojos, tan común como enigmático, ni sobre la forma que tienes de esconder tu sonrisa cuando te digo que prefiero disfrutar del sabor del café tomándolo directamente de tus labios. No soy un poeta, por eso cuando me preguntas que porqué sigo aquí te digo que no es por amor, sino porque los gilipollas como yo hacemos cosas estúpidas por cosas bonitas. No soy un maldito poeta. Sólo estoy hecho para respirar. Pero si de verdad quieres oírme hablar como Bécquer, entonces te diré que, mientras te lo piensas, voy a beber de tus venas, a abrirte de piernas y a comerte entera."

6 comentarios:

  1. De lo que decimos a lo que pensamos media un abismo. me gusta tu prosa. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Directamente a mis sienes. Es genial. ¡No escribirá sonetos, ni hablará como el mismísimo Bécquer, pero desde luego lo de seducir lo lleva bien!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tu comentario directamente a mi autoestima jaja

      Gracias por leer :)

      Eliminar
  3. Que buena prosa y que buena excusa no vulgar para abrir las piernas y pronunciar el abc. Becquer jaja buena comparacion jaja me gusto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te gustase. A mí me resultó bastante estúpido la primera vez que lo escribí (quizás se debió a que tenía un examen al día siguiente y tenía que centrarme en los apuntes), pero al final decidí que era una buena excusa para escribir la primera entrada del año.

      Así que, muchas gracias por dejarte caer por aquí :)

      Eliminar
  4. A lo tonto (y no tan tonto), seguro que le deja con la boca abierta. O con otra cosa abierta, que también jajajaja. Un Bécquer puede que no, pero directo, fuerte e intenso, sí.

    Un saludo, M. :)

    ResponderEliminar