25 junio, 2014

Introducción al caos (v.1)

Like an army, falling
One by one by one
"¿Cómo se siente tener que cagar frente a otros veinte tíos?"
"Llegas tarde."
"Que te den. He venido ¿no?"

~*~

Una primera premisa para una historia que nunca debió suceder. Puedes estar a favor o en contra de la guerra, pero desde el primer momento en el que las cosas se empezaron a torcer, supimos que era la única solución. Cruzamos los dedos y nos echamos a la calle, todos juntos, en manadas como lobos hambrientos. Los que luchábamos éramos unos completos botarates con muy pocos ideales y demasiada mala leche.
Pronto la protesta se convirtió en una batalla campal. Los Capuchas negras fueron primero, abriéndonos el camino; después fuimos los Rojos, emprendiendo la contienda; y, por último, cualquiera que pasase por allí.
Contra el fuego cruzado no podíamos hacer nada más que escondernos en los soportales o detrás de los contenedores. Pero cuando tenían que recargar, tirábamos piedras a la pasma, a los escaparates, a los coches blindados, a los Chalecos negros. Cada vez que alguien hacía un pleno, lo celebrábamos lanzando más. También alguno de los nuestros se llevó una buena hostia. Los había que repartían a diestro y siniestro, sin discriminar, incluso contra los colegas; los había que gritaban soy compañero, soy compañero mientras lo pateaban entre cinco o seis. Y aparecían otros cinco o seis tirándoseles encima. Represalia, represalia.
Mirase donde mirase había fuego, puñetazos, cristales rotos, cócteles molotov y locura. No podíamos quedarnos quietos. Nos lanzábamos contra todo ser viviente, saltábamos como clavos ardiendo al grito de hijos de puta, cabrones, traidores, corruptos.
Algunos terminaron muertos, otros acribillados a balazos, el resto encerrados como perros a la espera de sentencia.

~*~

Una segunda premisa para una historia que ahora te voy a contar. Quedamos pocos, pero seguimos igual de cabreados.

~*~

"¿Nos echaste de menos?"


4 comentarios:

  1. ¡Buah! Qué bueno, me ha encantado. Espero que nos cuentes esa historia :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso espero yo también jeje He hecho un planning: a ver si funciona.

      ¡Gracias por leer! :)

      Eliminar
  2. Cuando la injusticia crece a nuestro al rededor, cualquier protesta en válida.

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar
  3. me ha gustado mucho como introduces la historia con la rudeza de esas primeras tres líneas de diálogo, y como le pones el broche final con ese, casi mordaz, interrogante.

    ResponderEliminar